DeKids 1.0 Batch 0

¡Toda una experiencia!

Parece que fue ayer cuando todo comenzó, aquel día donde decidí levantar una iniciativa que pensé en dejar atrás, una idea que había intentado llevar a la realidad anteriormente , pero que había fracasado.

Esta vez era diferente, me enfocaría en esas personas que creen en la magia, en lo imposible. Así fue y llegaron 10 niños, estoy seguro que no sabían del todo dónde o por qué estaban en DeKids, pero esa mentalidad abierta y esas ganas de explorar el mundo los había traído hasta aquí

Recuerdo que el primer día platicamos de sus sueños y sus metas. Cual fue mi sorpresa cuando supe que ¡Querían construir sus propias empresas!. Algo raro de escuchar en Cuanalán y tal vez en la mayor parte de México.

Uno de mis miedos, era perder su interés o que a la siguiente sesión ya no volvieran o lo hicieran sin ese espíritu de querer estar en DeKids. Sin embargo, todos llegaban con una alegría inmensa, como si fuera justo esa media hora de recreo que esperas cuando estás en la escuela. Para esto, la fórmula era divertirnos, compartir, convivir, sentirnos libres de equivocarnos y aprender con Superman, con un dálmata y otros juegos.

 Recuerdo que el primer día platicamos de sus sueños y sus metas. Cual fue mi sorpresa cuando supe que ¡Querían construir sus propias empresas!. Algo raro de escuchar en Cuanalán y tal vez en la mayor parte de México.

Uno de mis miedos, era perder su interés o que a la siguiente sesión ya no volvieran o lo hicieran sin ese espíritu de querer estar en DeKids. Sin embargo, todos llegaban con una alegría inmensa, como si fuera justo esa media hora de recreo que esperas cuando estás en la escuela. Para esto, la fórmula era divertirnos, compartir, convivir, sentirnos libres de equivocarnos y aprender con Superman, con un dálmata y otros juegos.                         

Por otra parte, invitar a personas a que se sumaran a DeKids ha sido algo complicado, tal vez con cierta razón de acuerdo a lo “usual”, porque no ofrece un modelo de negocio donde se gane millones de pesos al siguiente día y lo cual aludo a un verso de una canción; “diles que si, pero no les digas cuando” porque justo así me decían cuando invitaba a personas a formar parte de la iniciativa. Por otro lado, siempre hay personas que sin pedirlo, te dan ese apoyo de diferentes maneras. Me dí cuenta que estaba buscando ese apoyo en lugares equivocados, por lo que reaccioné y acudí con personas fantásticas que creen en la comunidad y éstas fueron una parte fundamental.

En DeKids también implementamos mentorias, con el fin de que los niños conozcan lo que se hace en el mundo real e interactúen con personas experimentadas en el área y así, nuestro primer mentor fue Mich Vellve del Google Student Ambassadors. Fue una muy buena experiencia, donde los niños conocieron muchas más razones divertidas para adentrarse en el mundo de la programación. ¡Muchas gracias Mich!

¿Patrocinios?

Realmente no lo había pensado, pero sonaba fenomenal. Entonces pensé que si alguien tan grande como GitHub podría apoyar a DeKids, con la farmacia de la esquina también podría contar, pero ¡qué mal estaba!, me equivoqué, pero lo intenté y aprendí, de eso estoy seguro.

¿Un Googler en DeKids? ¡Súper! ¿En vivo y a todo color? ¡Fantástico!

La visita de Carlos Toxtli, fue algo padrísimo para DeKids, alguien con tanta experiencia, con tantos grandes proyectos vistos y estando aquí, con nosotros, ¡Fue un nuevo motor para DeKids!

De Scratch/Alice a HTML, CSS, JS

De Scratch y Alice, nos pasamos a construir una página web, lo cual le encantó a los más grandes y le costó relativamente a los más pequeños, pero fue justo donde nos volvimos más fuertes, pues ante la frustración encontraron mayor curiosidad. Sin embargo, darse por vencidos rápidamente y esperar a que les arreglará el problema, se estaba convirtiendo en una constante, pero sabía que un objetivo claro, era cambiar esto y lo logramos, sólo basto platicar con ellos una sola vez para que a la siguiente sesión, estuvieran buscando sus respuestas por si mismos. ¡Se siente genial!

Preparando su desgraduación

Empleo este término gracias a Dev.F (Próximamente escribiré un artículo de la inspiración que ha sido para DeKids)

Recuerdo que tenían 10 minutos para presentar una idea y siempre era muy padre ver lo que su creatividad les permitía hacer en tan poco tiempo.

Temas como: Una idea no vale nada, los miedos, los sueños, fue algo que no pensé que lo mantuvieran tan presente, ya que esto lo platicamos durante las primeras sesiones y para mi sorpresa, lo iban a presentar en su evento final. ¡Qué emoción!

Desgraduación Batch 0 DeKids 1.0

El momento llegó, pero desafortunadamente no llegaron todos los integrantes de DeKids, nos hicieron falta 2 niñas fantásticas que no pudieron asistir. Tenía tristeza por esto y porque nuestra difusión parecía ser en vano, nadie del pueblo llegaba, ni siquiera los padres de los pequeños.

Pero los niños nunca perdieron esa sonrisa que contagia y de repente, ya estábamos ahí, viviendo ese gran día y divirtiéndonos como nunca antes.

Cultura hacker, experiencia de usuario y emprendimiento fueron los temas platicados por primera vez en Cuanalán, temas expuestos por los grandes mentores que nos acompañaron ese día. ¡Muchas gracias a Dayra, Dax, Pablo y Uriel! =D

Al final, gracias al apoyo de muchas personas, DeKids 1.0 cumplió con sus objetivos; los niños se divirtieron, rompieron miedos y le dieron al código.

Hoy, ya se está preparando el batch 1 de @DeKidsMx, y viene con mucha diversión.

Related Articles

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *