Invertir, el siguiente nivel del juego de las finanzas

Hemos oído hablar innumerables ocasiones sobre la importancia de enseñarles a los más pequeños adecuados hábitos financieros que los impulsen a tener unas finanzas saludables en la edad adulta. 

Pero pocas veces les enseñamos algo más allá del ahorro, quizás porque el concepto de invertir nos parece complejo o quizás porque no sabemos cómo incluirlo en actividades de la vida diaria. 

Te compartimos 3 formas en las que podrás enseñar a tu pequeño a invertir de forma sencilla y divertida. 

1) Cuando tu pequeño tenga sus ingresos, dale la opción de ahorrar una parte e invertir otra. No se trata de poner su dinero en un fondo de inversión real. 

Antes de llegar ahí juega con él, crea una estrategia en donde por cada cierta cantidad que él invierta durante cada semana al final del mes, tú puedas darle como ganancia un porcentaje de lo que él invirtió. 

2) Motívalo a invertir en su primer negocio, puede ser algo simple como comprar y vender dulces o algún otro producto. 

Se trata de mostrarles a los más pequeños que el dinero no solo es para gastarse, sino que también sirve para generar nuevos ingresos. Además puedes mostrarle que invertir conlleva un riesgo y que en ocasiones se puede perder la inversión.  

3) Enséñale a invertir en su desarrollo personal, las ganancias no solo deben ser monetarias. 

Invertir tiempo y esfuerzo en aprender una nueva habilidad como un deporte o un idioma tiene un retorno de inversión a largo plazo. 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrolla el potencial y la confianza de tu niña(o) con alguna de nuestras increíbles experiencias