Videojuegos: Herramientas o solo entretenimiento

 

Cuando escuchamos sobre videojuegos es sencillo pensar solo en consolas, controles, diversión e individuos que pasan horas sentados horas frente a una pantalla intentando vencer a sus adversarios. Aunque esto no sea lo único que sucede dentro del mundo gamer. 

Durante años los padres de familia y la población en general se han cuestionado acerca de las consecuencias que tiene el uso de videojuegos a edades tempranas, pues existe la idea y el temor de que los videojuegos promueven el sedentarismo, el aislamiento y la expresión de conductas violentas.

Pero son estas ideas correctas o nos enfrentamos una vez más a una serie de mitos que existen entorno al mundo de la tecnología. ¿Son los videojuegos los verdaderos enemigos o lo es el mal manejo y desinformación que existe en torno a ellos?

Hablemos un poco más acerca de estas ideas que existen entorno a los videojuegos y cómo esta industria también ha evolucionado para ser algo más que solo un medio de entretenimiento.

1. ¿Atrofian las capacidades de nuestro cerebro?

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Nature, expertos en neurociencias afirman que el uso moderado de los videojuegos, puede incentivar el desarrollo de ciertas habilidades cerebrales como la atención, la coordinación visomotora y la toma de decisiones. Aunque claro, esto  depende del tipo de videojuego, demuestra que no todo es malo dentro del mundo gamer. 

2. ¿Son una actividad solitaria y promueven el aislamiento? 

Los videojuegos pueden incentivar más que habilidades cerebrales y motivar a sus usuarios para trabajar en equipo, hoy en día los videojuegos modernos también invitan a sus usuarios a formar alianzas para ganar distintos desafíos, promoviendo la comunicación entre ellos, la participación activa y el liderazgo. 

3. ¿Fomentan la expresión de conductas violentas?

Si bien es cierto que muchos videojuegos, centran su contenido en la violencia, existen una gran variedad que centran su contenido en el público infantil, por lo que al momento de elegir un videojuego hay que tener en cuenta la clasificación del mismo y la edad del jugador. 

Los expertos en desarrollo, aconsejan que los niños menores de 8 años que aún no distinguen entre la realidad y la ficción no tengan al alcance cualquier contenido violento de ficción. Incluso pasando esta edad es importante que los padres aborden con sus hijos temas relacionados a la violencia.

4. ¿Provocan una vida sedentaria?

Como ya lo hemos mencionado el mundo de los videojuegos ha cambiado y decir que los videojuegos solo consisten en estar sentados frente a la pantalla, ya no es del todo cierto, cada vez incrementan más la cantidad de juegos que también requieren de actividad física para desbloquear los siguientes niveles, desde aprender coreografías hasta mezclar la realidad virtual con el entorno para movernos dentro del videojuego, podemos encontrar opciones que transformen la experiencia al momento de jugar.

Así que retomando todo lo anterior los videojuegos no son enemigos de la actividad física, la socialización, el trabajo en equipo y no buscan promover la violencia,  forman parte de un conjunto de herramientas tecnológicas que hoy en día podemos utilizar a nuestro favor para impulsar el desarrollo de grandes y chicos. 

La estrategia consiste en mantenerse informados, explorar nuevas opciones y como cualquier otra herramienta encontrar el equilibrio para incorporar los videojuegos a nuestra vida cotidiana, disminuyendo los riesgos e incrementando los beneficios.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desarrolla el potencial y la confianza de tu niña(o) con alguna de nuestras increíbles experiencias